jueves, 6 de mayo de 2010

VIOLENCIA DE GÉNERO

La alarma social generada por la cantidad de agresiones y muertes dentro del ámbito familiar, y más concretamente contra las mujeres, hizo que el gobierno aprobase la L.O. 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Al amparo de la citada Ley Orgánica, la Comunidad de Madrid aprobó la Ley 5/2005 Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid y la define como “Toda agresión física o psíquica a una mujer, que sea susceptible de producir en ella menoscabo de su salud, de su integridad corporal, de su libertad sexual, o cualquier otra situación de angustia o miedo que coarte su libertad”. Por ello, se puede determina que la Violencia de Género es la que se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo.

Según la declaración de los Derechos Humanos Universales:
  • Todos los seres humanos nacen libres e iguales.
  • Todas y todos tenemos los mismos derechos: a la vida, a la libertad y a sentirnos seguras y seguros.
  • Nadie debe ser sometido a tratos degradantes o crueles.
  • Todas y todos tenemos derecho a las mismas oportunidades y a no sufrir discriminación por haber nacido niña o niño.
Por lo tanto, a igualdad de derechos, igualdad de obligaciones; considerando la IGUALDAD como "la ausencia de discriminación, directa e indirecta, por razones de sexo.

La educación en igualdad implica:
  • Favorecer una comunicación de calidad dentro de la familia, evitando tensiones y creando un clima apropiado para el diálogo.
  • Desarrollar habilidades alternativas que permitan afrontar los conflictos de desigualdad entre hijos e hijas y resolverlos sin recurrir a la violencia.
  • Proponer pautas que ayuden a ver los conflictos con cierta distancia desde la infancia y la adolescencia, promoviendo la empatía dentro de los miembros de la familia.
  • Propiciar modelos de igualdad y cooperación para favorecer un clima emocional de respeto y de afecto hacia las hijas e hijos, sin distinción de sexos.
¿Cómo educar a nuestros hijos para una sociedad sin Violencia de Género?
  • Intentando no hacer distinción entre tu hija e hijo: chicos y chicas tienen iguales derechos y las mismas responsabilidades.
  • Fomentar desde la infancia un trato de respeto sin discriminar a las personas por su edad, sexo o nacionalidad.
  • Evitar los prejuicios de género para enfocar el futuro profesional de tus hijas e hijos: no hay carreras o estudios “para chicas” o para “chicos”.
Aunque pensemos que nuestros hijos o hijas aún son muy jóvenes es, precisamente, el momento para poder prevenir la Violencia de Género; pero:

¿Qué hacer para detectarla?:

 Síntomas más frecuentes en la víctima:
  • Síntomas psicológicos: baja autoestima, miedo, ansiedad, depresión.
  • Síntomas físicos: trastornos alimenticios, episodios de bulimia y anorexia. Dolores inespecíficos, marcas en el cuerpo.
  • Síntomas sociales: incomunicación con el entorno, aislamiento, dificultades para hablar dentro de la familia.
Observa si tu hija:
  • Ha variado su comportamiento en su entorno social y familiar.
  • No sale con sus amigos habituales.
  • Se aísla cada vez más.
  • Acepta comentarios degradantes y humillantes. Calla ante insultos verbales y maltrato físico en su relación afectiva.
  • Se siente torpe, insegura y demuestra dependencia del chico con el que sale.
  • Manifiesta temor o miedo físico con respecto a él.
Los jóvenes que agreden pueden presentar las siguientes actitudes:
  • Suelen ser celosos, controladores y posesivos.
  • Suelen reclamar atención continua, exclusividad y dedicación a tiempo completo con respecto a su relación sentimental.
  • Suelen tener comportamientos e ideas machistas: son intransigentes e intolerante y descalifican sistemáticamente a la otra persona.
  • Suelen tener gran capacidad de persuasión y manipulación y por ello, confunden aún más a la víctima.
Las chicas que se encuentran en relaciones violentas, se mantienen por:
  • Falsas esperanzas: piensan que él cambiará y les disculpan siempre porque las reacciones violentas van seguidas de muestras de arrepentimiento.
  • Miedo a que nadie las entienda: por ello mantienen el secreto, al considerar la violencia o el maltrato como fenómeno de índole privado.
  • Falta de apoyos externos.
Si tu hija sufre malos tratos, debes saber:
  • Que el maltratador no va a cambiar su forma de actuar.
  • Que el agresor se suele rodear de agresores pasivos.
  • Que el ciclo de la violencia se desarrolla en tres fases: 1ª, acumulación de tensión; 2ª, explosión de violencia; 3ª, arrepentimiento.
  • Que no todos los hombres maltratan.
  • Que puedes acudir a profesionales e instituciones escolares y sanitarias que atienden a las víctimas de Violencia de Género.
¿Cómo deberías actuar con tu hija?
  • Muestra interés, comunícate y habla con ella sin juzgar sus actos.
  • Transmite apoyo y seguridad, informándole que corre un riesgo real y convenciéndola para que pida ayuda especializada.
  • Explica que el respeto está en la base de cualquier relación afectiva.
  • Hazle ver que solo hay un culpable y ése es el agresor, Y que no hay ningún motivo que justifique la Violencia de Género.
¿Cómo deberías actuar con el agresor?
  • Nunca justifiques su conducta ni su forma de intimidar a la víctima.
  • Explícale las consecuencias de sus actos: la Violencia de Género es un delito penado por la Ley.
  • Ayuda a que el agresor asuma su responsabilidad y repare el daño causado.
  • Informa a las instituciones escolares del caso concreto para tomas medidas inmediatamente.
Si se produce una situación de violencia de género en el centro educativo:
  • Hay que actuar ante situaciones de acoso, amenazas o conductas violentas que supongan un riesgo real y reiterado hacia una alumna o alumno.
  • Ponte en contacto con la dirección del centro y con la tutora o el tutor del curso, informándoles de la situación.
  • Es importante valorar el riesgo de la alumna o alumno, si fuera necesario con ayuda especializada del equipo psicológico.
Pero, si se produce dentro del ámbito familiar o dentro del círculo de amistades, ¿a quien recurro?
Otros enlaces que os pueden interesar:

Fuentes consultadas: Dirección General de la Mujer, Ayuntamiento de Madrid, Cuerpo de Policía Municipal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada